Los Mejores Hábitos para una Vida más Saludable

La mala salud es, a menudo, el resultado de malos hábitos alimenticios, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo y factores ambientales como la exposición a la contaminación, que dan lugar a enfermedades prematuras.

Los expertos están de acuerdo en que hay pasos positivos que puedes tomar para hacer que tu vida sea más larga y saludable.

Simplemente debes eliminar todos o la mayoría de los hábitos destructivos de tu estilo de vida actual, tales como fumar, abusar del alcohol, no disfrutar de un sueño de calidad, tener sobrepeso, no hacer ejercicio, estar sometido a demasiado estrés, contaminación interna y falta de vitaminas y minerales esenciales.

Un cuerpo sano y funcional es el activo material más valioso que puedes poseer. Es la primera cosa valiosa que se te da cuando llegas a este mundo y debes amarlo y aumentar su valor de funcionamiento.

Nuestro cuerpo es cómo una máquina, trátalo bien y te servirá bien. Toni Mederos

Alimentos y ejercicios para un corazón sano

Un corazón sano es vital para una vida sana. Si contraes alguna enfermedad cardíaca perderás mucha calidad de vida. Comer bien para mantener un corazón saludable es esencial.

Tienes que ser cuidadoso al elegir tus alimentos y dar prioridad a aquellos que contienen menos grasa, sodio y calorías, y más fibra.

La carne, la mantequilla, el queso y la leche tienen más grasa y por lo tanto deben tomarse en menor cantidad. Si tomas menos sodio, tu presión arterial se reduce hasta cierto punto y esto ayuda a evitar los riesgos de una enfermedad cardíaca.

Los problemas del corazón afectan en mayor medida a las personas obesas. Es esencial reducir el peso. Se pueden tomar alimentos que contengan más fibra, como frutas, verduras y granos enteros.

Otro factor que conduce a las enfermedades cardíacas es un estilo de vida sedentario. Las personas que son demasiado sedentarias deben hacer algún ejercicio que ayude a fortalecer su corazón.

Con el advenimiento de los trabajos basados en la tecnología, cada vez más personas trabajan sentadas frente a computadoras, sin hacer ninguna actividad física. Lo único que está activo es su cerebro y sus dedos.

Estas personas deben tomar descansos frecuentes para dar pequeños paseos y moverse. Algunos tratan de relajarse sentándose frente al televisor. O te sientas frente a tu computadora o frente al televisor.

Este también es un mal hábito. Si quieres relajarte, intenta dar un paseo al aire libre. Caminar es un buen ejercicio para el corazón.

Una caminata enérgica de unos 40 minutos diarios cambiará tu vida más allá de tus expectativas. Inténtalo.

El ejercicio cardiovascular o aeróbico es bueno para fortalecer el corazón. Algunos de estos ejercicios pueden ser andar en bicicleta, trotar, saltar a la cuerda o patinar, y se deben hacer durante al menos 20 a 30 minutos, 3 o 4 veces por semana.

Es mejor tener un horario de ejercicios en días alternos. Este hábito te obliga a ejercitarte con regularidad y sin cansarte.

Si tienes sobrepeso, es hora de revisar tu horario de trabajo y dedicarle tiempo al ejercicio.

El movimiento es esencial para estimular la circulación y eliminar toxinas.

Descanso, ejercicio y alimentación

Si quieres tener una vida saludable duerme lo suficiente, aliméntate correctamente y haz ejercicio con moderación.

Hay quien piensa que el sueño es una pérdida total de tiempo y que sólo es necesario para no derrumbarnos, pero esto es un grave error.

Diversas investigaciones informan que dormir menos de seis horas al día puede causar diabetes.

La falta de sueño afecta a la hormona leptina, que es responsable de reprimir el apetito, por lo que una disminución del sueño provoca un descenso de esta hormona, y por lo tanto, no hay forma de detener nuestro deseo de comer.

Los malos hábitos de sueño te hacen comer más y aumentar tu peso y tu nivel de azúcar en la sangre. Una vez que comienzas a comer a horas extrañas, tu nutrición está en peligro.

Ninguna dieta podrá ayudarte. Los profesionales sugieren que se debe dormir entre seis y ocho horas al día. Un buen sueño saludable te hará sentir mejor.

Es importante tratar de dormir siempre a las mismas horas, para que tu cuerpo aprenda a funcionar en un régimen determinado.

Además, evita comer mucho antes del tiempo de descanso y no consumas cafeína. Todos conocemos la sensación de pesadez en el estómago cuando comemos justo antes de acostarnos.

Nuestro cuerpo sabe lo que es bueno y lo que es malo para nosotros, simplemente debemos escucharlo. El descanso y el sueño nos proporcionan una buena oportunidad para que el cuerpo se repare y rejuvenezca a un nivel celular profundo.

Nutrir tu cuerpo con un descanso de calidad es esencial para tener una buena salud. Toni mederos

Se positivo. Lo que fluye en tu mente afecta a tu cuerpo. Tu vida es un producto de tus pensamientos, que te llevan a las acciones y que luego crean los resultados que ves.

La clave para cambiar malos hábitos arraigados es cambiar progresivamente tu forma de pensar a una que produzca hábitos/acciones correctos y por lo tanto los resultados deseados.

Consumir los alimentos adecuados es muy importante. A muchas personas les resulta difícil hacer esto porque han formado durante mucho tiempo hábitos alimenticios inadecuados que pueden ser muy difíciles de cambiar sin ayuda. ¿Cómo calificarías tus hábitos alimenticios?

Cuestión de Hábitos

Entiende que tu cuerpo es un organismo vivo que utiliza los alimentos que consume para crearse a sí mismo. Antes de que una célula muera, reproduce otra célula en base al alimento que estás consumiendo actualmente. Así que ten en cuenta la materia prima con la que estás construyendo tu cuerpo.

Recuerda que el secreto de una buena alimentación está en la variedad.

Se feliz todos los días. Algunas personas creen que esto es imposible, pero si lo es. ¿Cómo? Bueno, para empezar te recomiendo que sonrías por lo menos durante un minuto tan pronto como te levantes cada mañana. No importa si tu vida está totalmente del revés, sonríe de todos modos.

Hay muchos beneficios en la sonrisa que no voy a mencionar aquí, pero desde el punto de vista de la química del cuerpo, hace mucho bien. En segundo lugar, te recomiendo que sonrías y saludes a tantas personas como puedas a lo largo del día.

Estos dos consejos por sí solos son suficientes para mejorar tu estado de ánimo y tu salud de manera significativa. 

En definitiva, si quieres vivir una vida saludable, repleta de energía y felicidad, aliméntate bien, muévete, descansa lo suficiente, aléjate del estrés y sobre todo sonríe.

🔥68
Anuncios

Gracias por tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Toni Mederos

Redactor web valenciano especializado en nutrición y con más de 40 libros publicados en Amazon.
Abrir chat
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: